No, eso no por favor!

Muchas veces las grandiosas bendiciones de Dios vienen envueltas en el papel de regalo llamado dificultades. Nuestro Padre perfecto sabe cuando es necesario darnos medicina.

Arely Bagundo
Fuente: Arely Bagundo

En el famoso libro del Hermano Lorenzo, ¨La practica de la presencia de Dios¨, en su ultima carta específicamente, se encuentran los siguientes párrafos:

 

¨Dios sabe lo que es mas necesario para nosotros, y todo lo que hace es para nuestro bien. Si supiéramos cuánto nos ama, estaríamos siempre listos para recibir por igual e indistintamente de su mano, lo dulce y lo amargo. Todo lo que viene de El es agradable. Las aflicciones mas dolorosas nunca parecen intolerables, excepto cuando las vemos bajo la luz equivocada. Cuando nuestros sufrimientos los vemos en las manos de Dios quien los concede; cuando sabemos que es nuestro amoroso Padre quien nos humilla y nos pone en aprietos, los dolores pierden su amargura, e incluso se convierten en factor de consolación.

 

Que nuestra única ocupación sea la de conocer mas a Dios. Cuanto mas sabemos de El, mas deseos tenemos de conocerlo. Y como el conocimiento comúnmente es la medida del amor, cuanto mas profundo y extenso sea nuestro conocimiento, mas grande sera nuestro amor: Y si nuestro amor por Dios fuera grande, nosotros le amaríamos de igual manera en dolores y en deleites.¨

 

El Hermano Lorenzo escribió esta carta desde su lecho de muerte.

 

Que Dios nos ayude a cambiar nuestro ¨no, por favor!¨ por gratitud y confianza. 

 

Cobra animo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *