Krista Horning y su testimonio

the-works-of-god-38Hola, traduje al español la trasncripcion de la reflexion de Krista Horning para la conferencia de Desiring God del 2012. Espero que como a mi te sirva de consuelo y animo. La palabra viva y eficaz de Dios cambia vidas.

 

Krista Horning y su testimonio

Breve explicación de su enfermedad, tomada de la pagina web Medline plus.

Krista Horning padece del síndrome de Apert. Se trata de “…una enfermedad genética en la cual las suturas entre los huesos del cráneo se cierran más temprano de lo normal, afectando la forma de la cabeza y la cara”. Se desconocen las causas de esta enfermedad.

Algunos síntomas son:

Cierre prematuro de las suturas entre los huesos del cráneo, que se nota por la formación de crestas a lo largo de las suturas (craneosinostosis)

Infecciones frecuentes del oído.

Fusión o unión marcada del segundo, tercero y cuarto dedos de las manos, que regularmente se conoce como "manos en mitón"

Hipoacusia (disminución en las capacidades auditivas)

Fontanela grande o de cierre tardío en el cráneo del bebé

Desarrollo intelectual posiblemente lento (varía de una persona a otra)

Ojos prominentes o abultados

Subdesarrollo grave de la parte media de la cara

Anomalías esqueléticas (de las extremidades)

Estatura baja

Fusión o unión de los dedos de los pies

 

Comienzo de la reflexión de Krista

Las personas me preguntan cómo vivo con mi discapacidad. ¿Cómo lo hago? ¿Cómo vivo yo con el síndrome de Apert? ¿Cómo vivo yo con esta cara que es diferente a las demás, con estos brazos y piernas que no funcionan normal y muchos otros retos?

Para mí, mi discapacidad es la vergüenza y el dolor profundo que me dice que no soy aceptada.

La discapacidad me dice cosas feas. Me dice que estoy sola, que soy diferente, que no tengo valor, que soy débil… me dice que no hay esperanza en la vida.

Como veras mi discapacidad me miente y a veces es muy fácil escucharla y creerle. A veces no quiero tener este impedimento.  A veces no quiero ser la persona que Dios decidió que yo fuera.

Entonces, ¿cómo vivo con mi discapacidad? ¿A dónde me dirijo? Cuando tenía 12 años comencé a preguntármelo seriamente. Aunque había sido ensenada en la palabra de Dios todo mi vida yo la cuestionaba. Mis padres y  mi pastor me dijeron que siguiera leyendo e investigando la Biblia. Que ahí encontraría respuestas a mis preguntas. Me ayudaron a ver que Dios decía la verdad. Entonces continúe escuchándolo a él. El abrió los ojos de mi corazón y creí. Yo confió en él y en sus palabras. Dios me dice cosas hermosas. Escuchen.

 

Dios me dice que él está en control de todo, incluyendo mi discapacidad.

Éxodo 4:11

11 Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová?

 

Dios me dice que no estoy sola.

Isaías 43: 1-3

  Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.

2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

3 Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

 

Dios me dice que el siempre me ayudara.

Salmo 121

Alzaré mis ojos a los montes;

    ¿De dónde vendrá mi socorro?

2 Mi socorro viene de Jehová,

Que hizo los cielos y la tierra.

3 No dará tu pie al resbaladero,

Ni se dormirá el que te guarda.

4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá

El que guarda a Israel.

5 Jehová es tu guardador;

Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

6 El sol no te fatigará de día,

Ni la luna de noche.

7 Jehová te guardará de todo mal;

El guardará tu alma.

8 Jehová guardará tu salida y tu entrada

Desde ahora y para siempre.

 

Dios me dice que él me ha llamado para su propósito.

Romanos 8:28

28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

 

Dios me dice que nada en este mundo supera el conocerlo a él.

Filipenses 3:8–11,14

8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

9 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;

10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,

11 si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

 

Dios me dice que él está más interesado en mi Corazón que en mi cara.

1 Samuel 16:7

7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

 

Dios me dice que el entrego a su único hijo como propiciación por mis pecados.

Isaías 53:3–5

3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores;(A) y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

 

Dios me dice que él tiene un buen plan para mi vida.

Jeremías 29:11

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

 

Dios me dice que él me está transformando, haciéndome más como él.

2 Corintios 3:18

18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

 

Dios me dice que nada puede separarme de su amor.

Romanos 8:38–39

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

 

Dios me dice que su gracia es suficiente.

2 Corintios 12:9–10

9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

 

Dios me dice que tengo esperanza.

Romanos 5:3–4, 8

3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;

4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

 

Dios me dice que él es bueno.

Salmo 34:1-8

Bendeciré a Jehová en todo tiempo;

Su alabanza estará de continuo en mi boca.

2 En Jehová se gloriará mi alma;

Lo oirán los mansos, y se alegrarán.

3 Engrandeced a Jehová conmigo,

Y exaltemos a una su nombre.

4 Busqué a Jehová, y él me oyó,

Y me libró de todos mis temores.

5 Los que miraron a él fueron alumbrados,

Y sus rostros no fueron avergonzados.

6 Este pobre clamó, y le oyó Jehová,

Y lo libró de todas sus angustias.

7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen,

Y los defiende.

8 Gustad, y ved que es bueno Jehová;(A)

Dichoso el hombre que confía en él.

 

Dios me dice que esta vida es corta, pero que viviré eternamente con él.

2 Corintios 4:7

7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,

2 Corintios 4:16-18

16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;

18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

 

Porque ahora yo vivo con esta discapacidad. Y ella todavía sigue diciéndome cosas feas.

Las discapacidades son parte de este mundo corrompido y lleno de pecado.

Pero Dios tiene tantas cosas preciosas que decir. Y esas cosas me llenan de esperanza.

La gloria de su gracia y su misericordia se hace cada vez más y más grande.

Necesito escuchar sus palabras.

Quiero escuchar sus palabras.

Las palabras de Dios lo cambian todo.

Las hermosas palabras de Dios han cambiado mi vida. Y así es como vivo con mi discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *