Los atributos de Dios

lightstock_365881_download_medium_user_3429507

Atento: Dios escucha y responde a las necesidades de sus hijos.

Compasivo: Dios cuida de sus hijos y actúa a su favor.

Creador: Dios hizo todo. Él no fue creado.

Libertador/Salvador: Dios rescata y salva a sus hijos.

Eterno: Dios no está limitado por el tiempo y existe fuera de él.

Fiel: Dios siempre cumple sus promesas.

Generoso: Dios da lo que es mejor y más allá de lo que se merece.

Glorioso: Dios muestra su grandeza y  valor supremo.

Bueno: Dios es lo que es mejor y da lo que es mejor. Él es incapaz de hacer daño.

Santo: Dios es perfecto, puro y sin pecado.

Incomprensible: Dios está más allá de nuestra comprensión. Lo podemos comprender, en parte, pero no en su totalidad.

Infinito: Dios no tiene límites en su persona o en su poder.

Inmutable: Dios nunca cambia. Él es el mismo ayer, hoy y mañana.

Celoso: Dios no compartirá Su gloria con nadie. Toda la gloria pertenece por derecho a él.

Justo: Sólo Dios es justo en todas sus acciones y sentencias. Él no puede castigar de más ni de menos.

Amoroso: Dios siente y muestra afecto incondicional sin fin hacia sus hijos. Su amor por ellos no depende de su valor, respuesta o mérito.

Clemente: Dios no da a Sus hijos el castigo que se merecen.

Omnipotente / Todopoderoso: Dios tiene todo el poder. Nada es imposible para Dios. Lo que Él quiere, Él puede lograr.

Omnipresente: Dios está plenamente presente en todas partes.

Omnisciente: Dios lo sabe todo, pasado, presente y futuro, todos los resultados potenciales y reales, todas las cosas micro y macro.

Paciente: Dios es incansable y soporta a sus hijos.

Proveedor: Dios satisface las necesidades de sus hijos.

Refugio: Dios es lugar de seguridad y protección para sus hijos.

Correcto/Recto: Dios siempre es bueno y correcto.

La aseidad de Dios: Dios existe por sí mismo no depende de nada ni nadie para darle vida o existencia.

Autosuficiente: Dios no es vulnerable. Él no tiene necesidades.

Soberano: Dios hace todo de acuerdo a su plan y placer. Él controla todas las cosas.

Trascendente: Dios no es como los seres humanos. Él es infinitamente mas alto en su Ser y en su accionar.

Veraz: Todo lo que Dios habla o hace es verdad y la realidad.

Iracundo: Dios odia toda maldad.

Sabio: Dios sabe qué es lo mejor y actúa en consecuencia. Él no puede elegir erróneamente.

Digno: Dios merece toda la gloria y el honor y la alabanza.

 

* Compilado por Jen Wilkin para su Hebrews Bible Study

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *