El reino al revés

 

Lectura: 1 Corintios 1

 

Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. 1 Corintios 1:25

 

Estábamos en la cocina cuando mi compañera de trabajo me dijo “Leticia, tienes la blusa al revés”. Toque mi espalda para confirmarlo. “Oh! Si, es cierto. Con razón cuando me vi al espejo sentí que hoy me gustaba más esta blusa. Es que al revés se ve más oscura”. Termine la conversación con una risa y salí al baño. El caso no era grave, después de todo, mi cabello tapaba el sello. Y hacer el ridículo solo es hacer el ridículo cuando nos importa.

 

Debemos reconocer que ser descubiertos usando cosas al revés puede causar vergüenza, y si, por favor, endereza esas medias y combina esos colores, pero  hay algo que la vergüenza no debe impedirnos y es el llevar una vida al revés. Los ciudadanos del reino de los cielos no siguen los patrones de este mundo, su forma de pensar es totalmente distinta.

 

Perder es ganar. Bajar es subir. Humillación es exaltación. Morir es vivir. Debilidad es fortaleza. El más grande de nosotros es el que más sirve. Amamos a quienes nos aborrecen. Vivimos para la eternidad. No hay entre nosotros ricos o pobres, pues compramos lo que necesitamos sin dinero (Isaías 55). La esclavitud hacia Dios es la verdadera libertad. Y una cruz fue y sigue siendo el gran símbolo de la fuerza, la sabiduría y el amor de Dios.

 

Las directrices de Dios para nuestras vidas no se parecen en nada a lo que es popular o incluso lógico pero cuando hacemos lo que Dios nos dice experimentamos prosperidad.

 

“Atrévete a vivir al revés” 

 

Reflexión: ¿En qué áreas de mi vida todavía vivo como el mundo? ¿Donde debo yo aplicar los principios del Reino de los cielos?

 

¿He dejado de hacer lo que Dios me aconseja solo por miedo a hacer el ridículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *