Limitaciones: Los ayudantes del proceso creativo.

Photo by Steve Johnson

 

Quizá te sorprenda lo que voy a decir pero las limitaciones son de gran ayuda para la creatividad. Y hablo desde mi experiencia. Una vez escuche a alguien decir que lo primero que necesita un pintor para fluir es tener el tamaño de su lienzo definido… creo que es acertado pensar eso.

 

Ademas de usar la creatividad en la escritura, también he tenido muchas oportunidades de usarla para preparar clases, presentar charlas, hacer dinámicas, y organizar eventos como esos y de otro tipo (en parte o la totalidad); hoy te daré las cinco preguntas que yo uso para definir que es lo que en fin voy a crear. Esta parte es muy importante y si la sabes manejar bien vas de robo 😉

 

Si consideras que puedes usar estas preguntas y que realmente te van ayudar te recomiendo que como estas empezando, escribas tus respuestas en la plantilla que te prepare, yo por la practica ya las contesto mentalmente pero ¡cuan ventajoso es tenerlo escrito!

 

Descarga la Plantilla aquí

 

Bueno, a definir el lienzo… aquí están las cinco preguntas:

 

¿Cuál?

 

¿Cual es el propósito de esto que voy a crear o hacer? ¿Que es lo que quiero lograr? Por ejemplo, en el caso de una actividad: ¿con que quiero se queden las personas después del evento?, ¿que quiero producir en ellas durante el mismo? ¿que quiero  se lleven?

 

Saber esto es muy importante a la hora de recortar gastos, y también en el caso de tener que decidir si vale la pena continuar insistiendo en x asunto.

 

¿Qué?

 

¿Qué es lo quiero decir? ¿Qué es lo quiero transmitir? En esta pregunta se define el mensaje. Cuando estoy preparando una clase llevo esta pregunta al extremo, o sea, me imagino el mas horrible escenario (estudiantes rebeldes, poco tiempo y recursos) y entonces contesto pensando en la cosa que mas me interesa que aprendan en el peor de los casos. Mi mensaje generalmente es muy corto pero preciso, e intento que toda actividad en la clase gire alrededor de el ya que la repetición es aprendizaje.

 

Cómo veras el cuál y el qué parecen mezclarse, porque trabajan bien unidos y eso es lo normal. Es buen ejercicio definirlos.

 

¿Quiénes?

 

Es totalmente lógico que la respuesta a esta pregunta tenga una gran influencia sobre lo que vas a crear, y por favor que sea así, en el siguiente sentido: no vuelvas el uso de tus talentos algo que se trate de ti, déjalo que sea siempre un acto de servicio. Paradojicamente, hacemos esto para otros pero nos beneficiamos muchísimo nosotros también.

 

Debes pensar en ellos también para las cosas que harás y las que no harás. Por ejemplo, puede que yo quiera hacer una dinámica que incluya princesas, reinos y dragones porque a mi me llaman la atención esos temas pero si eso no encaja con el grupo que va a hacer la dinámica debo someter mis preferencias al propósito global. O que tal si es un escrito, ¿por qué usar palabras cientifiquisticas* y muy elaboradas? Encontraras que una y otra vez deberas salir de tu comodidad si quieres bendecir a otros.

 

¿Cómo? 

 

Tienes el propósito y “el a quienes te diriges” ya establecido, aquí describirás tu futura creación con los detalles que puedas.

 

Recuerda que estas son pautas generales no tengo una obra especifica en mente… puede ser una escultura o un día familiar; un libro o un concierto.

 

¿Cuanto?

 

Para esta parte hablamos de los materiales y el tiempo a tu disposición. Si es un devocional escrito, ¿cuantas palabras puedo usar? Si es un rally, ¿tengo disponible un área de juego completa? ¿pelotas? ¿cámaras? Si se trata de un vídeo, ¿de cuantos minutos lo pienso hacer?

 

¿Que tengo a mano en estos momentos? ¿De cuanto tiempo dispongo para prepararme o prepararlo? ¿Quienes me van a ayudar? ¿Hay un límite de fecha?

 

——————–

 

De verdad, que contestar estas preguntas impulsara tu creatividad y te dara la dirección que necesitas.

 

¡Adelante creativo!

 

Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.

Efesios 2:10 NVI

 

Toda gloria sea a Dios que nos capacita, nos anima y nos permite hacer el bien.

 

*Palabra inventada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *