Los peregrinos (una alegoría) pt. 1


¡Los peregrinos!

(Una alegoría)

 

Hannah More (1745-1833)

 

13 En la fe murieron todos estos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, creyéndolo y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. 14 Los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria,

Hebreos 11:13, 14

 

“Amados, os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma”

1 Pedro 2:11

 

Hace una vez estuve viajando a través de una tierra que estaba llena de gente; pero (lo que era bastante extraño) ni una sola de esas personas estaba en casa, todos pertenecían a un país lejano. A pesar de que fue permitido por el señor de la tierra, que estos peregrinos se asociaran para su mutua comodidad y conveniencia presente (y no sólo les era permitido, era un mandato ayudar a los otros sirviendoles en todo lo que pudieran durante su viaje),sin embargo fue decretado, que cada viajero debe entrar en el país lejano por separado.

 

Hay una gran sima al final de la jornada, que cada uno debe cruzar solo, y bajo su propio riesgo – y la amistad de todo el que conozca no les sera de ninguna utilidad para dar ese paso. El momento exacto en que cada uno debe pasar es desconocido por todos. Esto, el señor siempre lo mantiene en secreto – y aún así están muy seguros de que ese momento sin duda llegara, y que no es grande la espera.

 

Ahora, ya que sabían que en cualquier momento serian llamados con el aviso de una hora nada mas, uno pensaría que se mantendrían ocupados principalmente en el embalaje y preparación, y en conseguir dejar todo en orden. Pero esto era tan lejos de ser el caso, que era casi la única cosa en que no pensaban.

 

Ahora, solamente apelare a ustedes, mis lectores, si alguno de ustedes está determinado a dar un viaje a Londres o a York , ¿no es todo su tiempo libre empleado en resolver todo en la casa, y empacar todo lo necesario para su expedición? ¿Y el miedo a ser negligente y que se le quede algo,  no ronda su mente, y a veces incluso se entromete en su vida?

 

Y cuando esté en su viaje, especialmente si nunca has estado en ese lugar antes, o si es probable que vayas a quedarte allí – ¿no empezarías a pensar un poco acerca de los placeres y las costumbres de ese lugar?, ¿no desearías saber un poco qué clase de ciudad es York o Londres? ¿No te preguntarías lo que está ocurriendo allí, y no estarías ansioso por saber si está debidamente capacitado para ejercer el negocio o la empresa a la que esperas dedicarte allá? ¿Nunca mirarías el mapa o consultarías un libro de geografía? ¿Y no intentarías recoger cualquier pequeña información que tus compañeros de viaje te puedan proporcionar? Y aunque es posible que te veas obligado, por cortesía, a conversar con ellos sobre temas comunes, ¿no girarían tus pensamientos entorno a Londres o York, sus negocios o sus placeres?

 

Y, sobre todo, si el viaje es temprano, ¿no tendrías miedo de quedarte dormido, y te mantendrias alerta para estar listo antes que el portero te llame?

 

¡Lector! Si este es tu caso, te soprenderá escuchar que los viajeros que se dirigen a un país lejano no tienen ni la mitad de tu prudencia, aunque embarcados en un viaje infinitamente más importante, con destino a un país en el que nada se puede enviar después de que lleguen, y que cuando se establezcan una vez, cualquier error es irreversible.

 

He observado que estos peregrinos, en lugar de estar encima del reloj, para no ser despachados sin preparación; en vez de ponerse a reunir provisiones, o incluso hacer memoria de lo que serían propensos a necesitar al final de su viaje – pasan la mayor parte de su tiempo en las multitudes, ya sea en la forma de negocio o diversión.

 

Al principio, cuando vi que ellos conversaban mucho entre sí, pensé que era una buena señal, y escuche con atención lo que decían, esperando sin dudar, que su tema principal sería sobre el clima, los tesoros, y la sociedad que encontrarían en el país lejano. Se supone que también podrían estar discutiendo acerca del mejor y más seguro camino hacia el, y que cada uno sacaría provecho del conocimiento de su vecino, sobre el tema de la misma importancia para todos.

 

——————

 

¿De que estarían en realidad hablando?

 

Continuará…

 

Nota: Esta historia ha sido publicada originalmente en ingles en la pagina Grace Gems bajo el titulo The Pilgrims!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *